TU ÉXITO PROFESIONAL: MÁS INTELIGENCIA EMOCIONAL QUE INTELECTUAL

  • 31 Julio, 2018

Aunque parezca difícil de creer, en el mundo laboral tu éxito profesional depende más de tu inteligencia emocional que de tu inteligencia intelectual. Cuenta más cómo te llevas con los demás que todo tu conocimiento acumulado. Por esto, aprender a reconocer y manejar tus emociones es esencial para tu ascenso profesional.

Juan es jefe del área comercial y cree que se lleva muy bien con su equipo. Pero, ¿qué ocurre cuando es fin de mes y no ha llegado al objetivo? Juan recorre la oficina, presuroso, hay rigidez en sus músculos, su postura es altanera, si alguien se le acerca, lo “atraviesa” con la mirada. Si le preguntan algo su voz suena cortante. No mira a los ojos de quien le pregunta, evade y sólo piensa en su problema.

¿Cómo reaccionan sus colaboradores?

Juan, al igual que cualquier persona, crea un halo emocional a su alrededor. Juan contagia su tensión a quienes lo rodean, sus colaboradores se sentirán cohibidos, temerosos, dudarán en preguntarle, bajarán su energía, su creatividad y disminuirán su iniciativa. Las emociones no controladas de Juan disminuyen la productividad de su equipo de forma inmediata.

Como Juan, muchos se enfrascan en la “lucha” por destacar, en la búsqueda del logro individual sin importar el cuidado de las relaciones en el trabajo. Esta actitud convierte el trabajo en un entorno hostil en el cual muchos no se sienten tranquilos; según un informe de Gallup (1) “85% de los trabajadores en el mundo admite que su trabajo no les satisface y no se sienten comprometidos ni identificados con el mismo”.

Cuando el trabajo no es satisfactorio, no es tanto por las funciones sino por las relaciones difíciles implicadas. Y perjudica la carrera de todos: la de Juan, al no saber controlar sus emociones intoxicará a su equipo; y entre estos, más de uno lo aguantará por miedo a perder el trabajo, reforzando así una baja auto estima perniciosa para su progreso profesional.

Qué es y qué aporta la inteligencia emocional para ser un profesional exitoso en el trabajo

La inteligencia emocional es la habilidad de gestionar de forma adecuada nuestras emociones y las de los demás: saber qué siento y porqué, saber controlarme en situaciones difíciles, conocer a los demás, comprenderles y crear relaciones sanas, equilibradas y efectivas para el trabajo.

Entre sus beneficios destacan: mejora el autoconocimiento y auto control, mejora la comunicación, mejora el rendimiento, estabilidad del equipo, evita el estrés, mayor satisfacción de los trabajadores, mejor manejo de las situaciones difíciles, desarrolla la capacidad de influencia y liderazgo, favorece el bienestar, aumenta la motivación y ayuda a alcanzar los objetivos.

Llevarnos bien con los demás, entendernos, ser competitivo sin hacer daño a los otros, encontrarle sentido al trabajo y sentir satisfacción laboral no se logran per se; son habilidades personales que hay que aprender, desarrollar y practicar cada día a día. Son competencias con un impacto extraordinario en el éxito profesional. Qué nos pasa por dentro, cómo manejarnos con capacidad para contener nuestros ríos –a veces tormentas- emocionales, cómo llevarnos con los demás, determinará en gran medida nuestra carrera más que todo nuestro saber hacer profesional.

Fuente: https://cepymenews.es/solo-15-por-ciento-trabajadores-se-sienten-comprometiddos-con-sus-empleos/

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *